top of page

3 trucos para usar el rodillo de jade en tu rostro de manera correcta

Está científicamente comprobado que los rodillos de jade son los mejores aliados de la belleza, ya que tienen muchos beneficios para la piel

Existen muchos mitos que cuestionan la efectividad que tienen los rodillos de jade, sin embargo, desde el siglo XVII está comprobado que utilizarlos beneficia la piel, y esa es una razón por la cual deberías contemplarlo a la hora de realizar tu rutina diaria de skincare.


Su uso podría parecer un poco intuitivo, pero la verdad es que sí tiene trucos para usarlo de manera correcta y es que aunque no lo parezca o sea muy difícil puedes lastimarte a la hora de utilizarlo. Por eso aquí te daremos algunos trucos para usarlo de manera correcta y aprovecharlo al máximo.

El rodillo de jade tiene la capacidad de atenuar las líneas de expresiones finas, disminuir las ojeras y las bolsas molestas que aparecen debajo de los ojos, también ilumina la piel y alivia la inflamación; para lograr todo eso debes utilizarlo de manera correcta y la mejor forma de hacerlo es a través de un masaje linfático que ayude a drenar y relajar el rostro y eso se consigue de la siguiente forma:

Limpia tu rostro

Comienza limpiando muy a profundidad tu rostro con un tónico seguido de una espuma o crema limpiadora, no debes utilizar cualquier jabón. Enjuaga delicadamente sin ser tan tosca para evitar dañarla piel.

Hidrata tu piel

Se recomienda utilizar una crema especial para tu tipo de piel, así como sueros y tónicos reafirmantes, estos le darán un plus a tu rutina de cuidado.

Masajea tu piel

Esta es la parte más importante, así que toma nota. Debes comenzar masajeando tus mejillas y el mentón, presionando con firmeza pero sin lastimarte, a continuación, lleva el rodillo hacia arriba casi hasta las orejas. Realiza este movimiento de tres a seis veces por lado.

Luego pasa al área de los ojos con el lado pequeño de tu rodillo, debes pasarlo por debajo de los ojos empezando por el lado del lagrimal hacia afuera, en esta ocasión repite de 10 a 15 veces de cada lado.

Por último, masajea la frente posicionando el rodillo en el centro y dirígelo hacia tus orejas, primero de un lado y luego del otro. Repite este movimiento de tres a seis veces de cada lado.



bottom of page