top of page

Alejandro Fernández conquista la Plaza de Toros

Con el objetivo de atraer la buena fortuna, Alejandro Fernández encargó la confección de un traje de charro de un distintivo tono café claro, parecido al que su padre llevaba con orgullo durante sus memorables conciertos. Este atuendo especial sería utilizado por Alejandro en sus propias presentaciones musicales, añadiendo así un toque de tradición y elegancia a su deslumbrante presencia en el escenario.

Anoche, en la emocionante etapa final de su espectáculo en la Plaza de Toros México, el talentoso "Potrillo" hizo su entrada triunfal luciendo su flamante vestimenta. Dirigiéndose a las 50 mil personas congregadas, Alejandro Fernández declaró: “Para que me dé suerte”. Luego, con asombro y alegría, exclamó: "No podría haber sido más perfecto", al notar que la lluvia respetó su presentación.


No lo expresó por sí mismo, sino porque de alguna manera revivía la experiencia vivida por su padre hace casi cuatro décadas, momentos previos a su concierto en la Plaza de Toros México. “El me enseñó a dar los primeros pasos en la vida”, dijo ahora a su público.


El concierto que tuvo lugar ayer fue, además, una forma de rendir homenaje al "Charro de Huentitán". Alejandro Fernández hizo una dedicatoria especial antes de presentar "Luna viajera", diciendo: "Esta canción se la dedicamos al viejo".


Dado que la noche no podía prescindir de las canciones que su padre solía interpretar en sus presentaciones, Alejandro Fernández incluyó temas emblemáticos como "Volver" y "México, lindo y querido". Antes de interpretar esta última canción, pidió a todo el público que se pusiera de pie como señal de respeto y amor hacia su país.


Incluso más allá, durante la última parte del concierto, Alejandro Fernández se ausentó brevemente para luego regresar luciendo un traje de color café claro, similar al que solía usar su padre.


“Han sido muchos meses duros para mi familia, perdí a mi maestro, a mi amigo, México perdió al mejor cantante de todos los tiempos”, consideró en su mensaje.


Un emocionante popurrí de canciones de Chente, como "Por tu maldito amor", "De qué manera te olvido" y "Hermoso cariño", se convirtieron en una parte fundamental de la cautivadora presentación.


En la etapa final del espectáculo, alguien lo llamó desde el área baja del escenario y le entregó una fotografía que le llenó de emoción. Sosteniendo la imagen en su mano, Alejandro Fernández exclamó: "¡Tendré un nuevo nieto!". Sin revelar cuál de sus hijos sería el padre o madre, se limitó a felicitarlos enérgicamente por la noticia.

Comentários


bottom of page