top of page

Inicia una rutina matutina saludable y mantenerla

La forma de empezar cada mañana tiene un gran impacto, positivo o negativo, en el resto del día. Al practicar una rutina matutina saludable, puedes aumentar tu productividad, disminuir el estrés, aumentar la felicidad y mucho más.

Demasiada gente se despierta cada día con un bombardeo de responsabilidades que acaban dictando el flujo de sus mañanas. Si tienes hijos o mascotas, tienes que ocuparte de ellos. A continuación te mostramos los consejos que te permitirán empezar tu día con mucho animo.

1. Programa tu alarma para que trabaje a tu favor, no en tu contra

El primer paso para empezar bien el día es ajustar tu horario de sueño para asegurarte de que tienes suficiente tiempo por la mañana para ti y tus responsabilidades. Si tus hijos se levantan a las 6:30 de la mañana, significa que debes levantarte antes que ellos. O, incluso si no tienes hijos o mascotas que cuidar, si sueles levantarte a las 7 de la mañana para salir corriendo por la puerta a las 7:30, es hora de que empieces tus días más temprano.

2. Respirar el nuevo día

¿Qué es lo primero que haces cuando te levantas por la mañana? Por desgracia, para muchas personas, la respuesta es "ver el teléfono".

Dado que el diafragma actúa como músculo respiratorio y postural central, la respiración diafragmática no solo te ayuda a enfocar positivamente tu mente, sino que prepara tu cuerpo para apoyar el movimiento y la buena postura.

3. Beber agua antes que el café

Como perdemos agua a través de la respiración y el sudor mientras dormimos, solemos despertarnos sedientos. Teniendo en cuenta que el cuerpo humano adulto se compone de hasta un 60% de agua, la hidratación es esencial para una buena salud.

Beber agua a primera hora de la mañana no solo te ayudará a rehidratarte, sino que también puede poner en marcha tu metabolismo, potenciándolo hasta en un 30%, según las investigaciones.

5. Programa un espacio para hacer ejercicio

Tal vez no puedas hacer un entrenamiento completo por la mañana. No pasa nada. Puedes hacer ejercicio a escondidas añadiéndolo a algunos de tus hábitos matutinos. Desde hace años, hago flexiones antes de entrar en la ducha y sentadillas mientras me cepillo los dientes.

6. Prepárate para el éxito

Para que te resulte más fácil llevar a cabo tu rutina de autocuidado saludable por la mañana, toma medidas la noche anterior para reducir tu carga y hacer que las cosas que necesitas hacer sean más convenientes. Por ejemplo, prepara tu ropa para la mañana siguiente. Si tienes hijos, saca también su ropa (o pídeles que lo hagan). Otra opción es preparar el desayuno con antelación. Yo preparo una gran olla de avena que puedo calentar por la mañana. Si te llevas el almuerzo al trabajo o tienes que preparar la comida para los niños, hazlo también con antelación.

¿Estás preparado para empezar una nueva rutina matutina más saludable?

¡Mañana por la mañana es tu oportunidad!

Comments


bottom of page